Personas mayores de 60 años son las más propensas a padecer de Parkinson

  • Según CCSS, es la enfermedad degenerativa número uno en el mundo
  • Cuido de enfermería especializada mejora la calidad atencional de los pacientes con Parkinson, según estudio

Priscilla Fernández · unidaddecomunicacion@enfermeria.cr Ante la pasada conmemoración el 11 de abril sobre día mundial del Parkinson en el mundo, distintos profesionales de la salud hicieron un llamado a la población a estar atentos a los indicios y señales que alerta esta patología.

El Parkinson es considerada una enfermedad progresiva que afecta el sistema nervioso y el movimiento, por lo que sus síntomas se van agravando conforme avanza el tiempo de padecer la enfermedad.

Actualmente, el Parkinson se posiciona como la enfermedad número uno en el mundo a nivel degenerativo y el 1% de la población que supera los 60 años son propensas a desarrollarla.

Según un boletín informativo de la Caja Costarricense de Seguro Social, el doctor Randall Pérez Rojas, jefe de servicio de Neurología del Hospital Rafael Ángel Calderón Guardia detalló las principales señales y etapas que presentan las personas ante este padecimiento.

“la primera (fase) se le conoce como etapa premotora en la que los pacientes mayores de 40 años que han tenido una estabilidad emocional pueden presentar una depresión repentina y sin causa clara, lo cual es un signo de alerta. Otro tema importante que pocas veces se le presta atención, es cuando se presenta estreñimiento crónico y sin causa aparente” alegó el funcionario.

Por otro lado, manifestó que la segunda etapa de la enfermedad se le denomina: fase motora, donde el usuario empieza a presentar temblores en sus extremidades, siendo este, el síntoma más característico por el constante movimiento de una mitad del cuerpo.

“El segundo síntoma es la lentificación, donde el paciente realiza todos los procesos de su vida cotidiana en más tiempo. Por ejemplo, tarda más en bañarse, en comer, pensar; y por más esfuerzo que realice para agilizar o mejorar este proceso, no le es posible (…)”, agregó Pérez.

Desafortunadamente el Parkinson es una enfermedad no preventiva,

debido a que ya se encuentra establecida en el código genético de las personas, así como tampoco es hereditaria, a como muchas personas lo estigmatizan.

Cuidado especializado de enfermería. Enfermería es una de las profesiones que predomina sobre el resto, por caracterizarse y brindar el cuido y atención integral a los usuarios que padecen de ciertas enfermedades. Un claro ejemplo es el cuidado específico que requieren los pacientes con Parkinson por parte del personal de enfermería, el cual puede resultar clave para sobrellevar la enfermedad.

Así lo dejó en evidencia la organización internacional curemoselparkinson.org, luego de oficializar que un ensayo clínico randomizado realizado por la revista estadounidense Neurology, determinó que el cuidado especializado ejecutado por enfermería entrenado, mejora la calidad atencional de los pacientes con Parkinson.


“Un total de 162 pacientes recibieron un cuidado especializado (intervención) frente a un total de 166 que recibieron el cuidado habitual. La edad media de los pacientes incluidos fue de unos 71 años, siendo el 70% varones. El 70% estaban jubilados y menos de un 10% estaban en activo trabajando. Se observó como en el grupo de pacientes que recibieron el cuidado especializado (con enfermera entrenada), el porcentaje de ellos que cumplía con un mínimo de indicadores que reflejaban un cuidado de calidad adecuada fue mayor, en comparación con el grupo que no lo recibió”, apuntó la organización

Finalmente, la revista hace hincapié que es importante reforzar la necesidad del manejo multidisciplinar de la enfermedad del Parkinson, en el cual enfermería cumpla un papel protagonista y primordial en la atención, acompañado de un neurólogo para monitorizar de la mejor manera a los usuarios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *