• Cerca de 466 millones de personas en el mundo, registran algún tipo de pérdida auditiva

Priscilla Fernández | unidaddecomunicacion@enfermeria.cr

En el marco del Día Internacional del Cuidado de la audición, conmemorado cada 3 de marzo por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y por los miles de personas que padecen de alguna discapacidad auditiva, se unen cada año, para hacer eco a la gran importancia que representa este día, con respecto a la difusión de la información sobre los aspectos preventivos y tratamientos, que requieren los usuarios con algún tipo de afectación y/o pérdida auditiva.

Por ello, la OMS dedica esta fecha con el fin de generar una mayor sensibilización de la población ante la creciente problemática de las afecciones auditivas en el mundo. Es por esta misma razón, que anualmente se desarrolla un esquema de temas enfatizados a los principales problemas relacionados con la salud auditiva, los cuales se dan a conocer para concienciar las afectaciones existentes en la actualidad.

Según Valeria Herrera Rojas, Máster en Audiología de la Clínica especialista en audiología, Cualitek, es importante tener una buena salud auditiva porque es la manera de evitar daños en el oído y de prevenir problemas auditivos, debido a que existen un gran número de causas que generan y aceleran la pérdida de la audición.

Estadísticamente, las cifras a nivel mundial están en números rojos, ya que se estima que aproximadamente 466 millones de personas alrededor del mundo, sufren de algún desgaste o pérdida auditiva, de las cuales en la población infante, un 60 por ciento se pudo haber evitado.

¿Cuáles son los factores / riesgos más propensos a los que la población se expone con respecto a la pérdida de la audición?

“Los factores o causas más frecuentes que podrían deteriorar la audición son la exposición a ruidos PAIR (Pérdida Auditiva Inducida por Ruido). Este tipo de pérdida es de las más frecuentes, ya sea por pasar largos periodos de tiempo expuestos a un ruido de alta intensidad, cómo, por ejemplo: escuchar música con audífonos. También, está la pérdida auditiva de ruido por impacto, un ejemplo de ello puede ser la explosión de una bombeta cerca a la persona, ya que va a generar un trauma acústico. Otra frecuente puede ser el ingerir medicamentos ototóxicos, o una lesión provocada por perforarse la membrana timpánica y dañar estructuras del oído medio tratando de limpiarse con un aplicador o hisopo, explicó Herrera.

Oír bien significa vivir bien. Una de las tareas y propósitos principales que tiene la OMS en conjunto con organizaciones a nivel mundial sobre la fomentación y atención de la buena salud auditiva, es el construir un hábito en la población para el chequeo constante del estado de sus oídos.

Para la OMS, si no se toman medidas de prevención, debido al alto crecimiento de casos, se estima que para 2030 habrá cerca de 630 millones y en 2050 unos 900 millones de personas con pérdida de audición discapacitante en todo el mundo

Y es que con el desenfrenado avance de la tecnología y la amplia gama de dispositivos electrónicos y móviles que ofrece actualmente el mercado, los especialistas en la materia, temen a que en las próximas décadas los aumentos de casos de pérdida de audición sean incapacitantes en todo el mundo.

Por su parte, Herrera considera que una de las causas es PAIR, ya que ahora desde muy temprana edad están utilizando dispositivos como tablets conectando a auriculares, celulares, reproductores de música y hasta las clases virtuales utilizando audífonos por muchas horas y están generando una sobre exposición y si no se tiene cuidado sobre esto, vamos a ver perdidas auditivas desde muy jóvenes”, aseguró a enfermería.cr

No obstante, en el caso de nuestro país, uno de los grandes logros que se han dado hasta el momento en esta materia, es la implementación de la Ley N° 9142 de Tamizaje auditivo neonatal, la cual busca promover una mejor atención integral en los niños con deficiencias auditivas.

“A cada niño nacido se le realiza una prueba para detectar la Hipoacusia, y además muchas escuelas están solicitando para el ingreso y Matrícula una audiometría de rastreo, y es exactamente esto lo que se debe hacer, y ojalá cada vez tome más fuerza para que cada año a los estudiantes se les realice una audiometría y así conocer el estado de su audición, eso en cuanto a la población infantil. En adultos de igual manera deben realizarse audiometrías anuales de control, además se debería prestar más atención en la salud ocupacional de las empresas en los casos en donde el trabajador está expuesto a ruido para poder mejorar en lo que se pueda el ambiente acústico y la obligatoriedad en utilizar protección contra ruido”, hizo hincapié la audióloga Valeria Herrera.

Pese a que las autoridades de salud y gubernamentales globales siguen en lucha de una mejor propagación de la información sobre este tema, aseguran que, de no revertirse esta tendencia, podría llegar a generar altos costos para los sistemas de salud y una grave disminución, incluso, en la productividad social.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *