Newsletter subscribe

Publicaciones anteriores

La Supervisión en Enfermería: Responsabilidades e implicaciones

Posted: 22 marzo, 2018 a las 4:19 pm   /   by   /   comments (1)

Por: Katherine Núñez Cascante

  • Valores como el liderazgo, la motivación, el empeño, el sentido humano, la responsabilidad y la ética deben prevalecer en un supervisor de Enfermería.

El término supervisión según la Real Academia Española significa ejercer la inspección superior en trabajos realizados por otras personas. La supervisión en Enfermería es, por lo tanto, una de las responsabilidades más grandes que puede ejercer un profesional.

Para Zeidy Vargas, Máster en Administración de Servicios de Salud y subdirectora docente del Hospital Dr. Rafael Ángel Calderón Guardia, la supervisión en enfermería es un proceso que comprende aspectos técnicos y administrativos orientados en lograr que, las actividades de enfermería se realicen en el lugar, el tiempo, la magnitud y el método preestablecido para asegurar una atención con calidad a  todas las personas usuarias de los diferentes servicios de prevención, promoción y tratamiento de la salud.

“La supervisión pretende conseguir que los servicios que se prestan y la idoneidad de los procedimientos que se utilizan, sean los que generen el máximo beneficio para el usuario y la comunidad y asegurar que todos los cuidados se presten con la mayor calidad y los recursos adecuados para el mejor costo-beneficio” afirmó Vargas.

Escalonadamente, un supervisor de enfermería tiene a cargo a todo el personal de la unidad asignada, por ejemplo: enfermeras 3,2,1, auxiliares de enfermería, asistente de pacientes, auxiliares de quirófano y personal secretarial. Su jefatura inmediata es la siguiente en la línea del escalafón de enfermería que sería la enfermera 5, acotó la subdirectora.

“Entre las funciones principales de una supervisión están: Planificar, apoyar y dirigir la gestión del cuidado”

Entre las funciones principales de una supervisión están: Planificar, apoyar y dirigir la gestión del cuidado contemplando aspectos como:

  1. Dotación del recurso humano.
  2. Dotación de insumos, materiales y equipos.
  3. Atención a las necesidades de los usuarios del servicio y sus familiares
  4. Desarrollo del capital humano.
  5. Control de calidad de los procedimientos y procesos de atención a los usuarios.

Para la docente del Hospital Calderón Guardia, el objetivo principal de un supervisor de enfermería debe ser desarrollar el talento humano en todas las áreas, desde aspectos técnicos hasta valores y principios éticos, lo que debería garantizar la calidad del servicio que se presta en cualquier institución y, por supuesto, debe también realizar el control de calidad de la atención de enfermería.

¿Cómo es el día a día de un supervisor en Enfermería?

Según la profesional, todo supervisor debe responder a las actividades planificadas en su agenda o plan de trabajo, además de estar pendiente del llamado que se le hace de diferentes servicios relacionados con asistencia y puntualidad.

También debe hacer un recorrido para verificar precisamente la asistencia del personal, la condición de los servicios, las cargas de trabajo, la complejidad de los pacientes que se deben atender, detectando riesgos en la gestión, así como valorar necesidades de recursos materiales, de equipos y humano que permitan ejecutar las gestiones como corresponde, mencionó la docente.

Asimismo, debe realizar controles de calidad, atención a clientes internos y externos y otras actividades que le son delegadas por la jefatura superior hasta garantizar el cumplimiento de las normativas presentando informes a la jefatura.

“Conocimiento clínico y administrativo, valores como el liderazgo, motivación, empeño, perseverancia, comprensión, sentido humano, responsabilidad, ética, comunicación, compromiso, responsabilidad, honestidad, entre otros, deben ser los valores que caractericen a un supervisor de Enfermería” expresó Vargas.

En cuanto a la parte académica, el perfil para optar por el puesto de supervisor en enfermería debe ser: obtener el título de licenciatura como lo dicta la ley, sin embargo, es importante que se preparen diariamente realizando su trabajo con calidad de acuerdo a los principios científicos, tratar de mantener actualizados sus conocimientos y no alejarse de los servicios de los usuarios, apuntó la docente.

Aunque la preparación académica es importante, también la experiencia que se tenga lo es.

“Las dos cosas son fundamentales, no se puede prescindir de una u otra, pues la experiencia sin conocimiento puede hacer que se manifiesten conductas de ego, repetitivas y sin cuestionar, provocando errores y exponerse a situaciones legales y roces con el personal.  Y el conocimiento sin experiencia tiende a no palpar la realidad de las cosas y no permitir hacer ajustes administrativos sin romper principios o reglas”, aseveró la Máster.

La comunicación asertiva debe prevalecer en esta figura para así evitar conflictos y saber manejar los que se presenten, pero ante todo es importante hacer señalamientos con respeto a todas las personas tanto usuarios como a profesionales que se tengan a cargo.

 

Comments (1)

write a comment

Comment
Name E-mail Website

  • 5 abril, 2018 a las 12:48 pm Guisselle García Villanueva

    Muy buen artículo. actualmente la CCSS desde la Coordinacion de Enfermería esta trabajando en un Manual de Supervisión, que sirva de guía y apoyo a este personal.
    Muy importante la preparación académica y la experiencia de los Profesionales que ocupen estos cargos, ya no es suficiente con una licenciatura, máxime en nuestra profesión que es tan competitiva.

    Reply